El Libro Negro de las Citas

$5

Descripción

El Libro Negro de las Citas

Autor: Carlos Xuma
Idioma: Español
Páginas: 206
Formato: PDF, (ebook)
Género: Seducción, Citas
Cant Libros: 1
Peso: 1,38 Mb

 

 

Vea las cosas como son, no como le gustaría que fueran…

 

 

 “PREFACIO: EL ESCORPIÓN Y LA RANA

 

Una de las grandes historias de la filosofía oriental habla de dos animales: un escorpión y una rana. La historia cuenta que un día un escorpión estaba atrapado en la orilla de un río, y necesitaba pasar al otro lado. Pidió a una rana que vio saliendo del agua que le cogiera para cruzar. La rana se negó. “Tú eres un escorpión”, dijo la rana. “Si te llevo encima, me picarás”. El escorpión dijo que eso era una locura, por supuesto que no le picaría porque entonces se ahogaría en el río y también moriría.

 

La rana se lo pensó y estuvo de acuerdo en que no tenía sentido. Dejó que el escorpión se subiera en su espalda y empezó a nadar en el río. Cuando la rana estaba a medio camino, el escorpión la picó. Mientras la rana se moría y ambos empezaron a ahogarse, le preguntó al escorpión por qué lo hizo. “Es mi naturaleza. Soy un escorpión”, dijo. “Los escorpiones picamos”.

 

 

La interpretación de la historia es que cada criatura tiene una naturaleza, y nadie puede discutirla o pretender cambiarla. Debes aceptarla como es. Por ejemplo, la naturaleza de mi perro es que sólo ladra, nunca me hablará en mi idioma. Esperar otra cosa no sólo sería alocado, sino que me decepcionaría para el resto de mi vida. Estaría esperado de él algo que nunca hará.

 

Lo mismo ocurre con nuestras expectativas sobre las mujeres. Ellas tienen una naturaleza, la cual estamos a punto de analizar y discutir. Negarse a aceptar estas cosas supone frustración, ansiedad e ira. Hay ciertos rasgos que la gente tiene, y nadie puede desear o esperar que sean diferentes; sólo pueden ser aceptados. Si el comportamiento de alguien te enfada o te pone tenso, entonces es tu culpa, no la de ellos. Eres tú el que reacciona.

 

Recuerda ver las cosas como son, no como te gustaría que fuesen. Sé lo suficiente valiente como para enfrentarte al Principio de Verdad.

el-libro-negro-de-las-citas-ce